2015

Voces de papel

La situación familiar de los últimos años me ha reconvertido en talleriesta. Desde que me lo impuse como nueva ocupación, tuve muy en cuenta la intención de imprimir un sello personal con el que los participantes disfrutaran y se lanzasen sin paracaídas al mundo mágico de la creación literaria. Al inicio del tercer año en que conduzco el taller de

Voces de papel [HG Editores]
Varios autores
Primera edición, septiembre 2015
EAN: 9788494003592

creación literaria y redacción en la librería de Herminio, en Collado Mediano, y como balance de los dos años anteriores, me siento muy satisfecho y orgulloso de presentar los textos que siguen, de casi todos los que han pasado por él. El lector ha de tener presente que el origen de estos relatos son el resultado de abordar ejercicios planteados durante las sesiones de trabajo. Eso ya lo hace complicado. No es lo mismo que alguien escriba sobre lo que tiene necesidad de contar, que verse obligado a expresarse sobre lo que alguien te impone, en ocasiones incluso en la forma que debe hacerse. En todo caso, a veces un origen muy remoto porque cada uno tiene, a partir de mis propuestas, la libertad de abordarlas y modificarlas como le parezca, como le requiera su afán. En muchos casos, siendo la primera vez que se retaba a crear literatura. Cada ejercicio tienen su sentido dentro del proceso de encuentro con la tarea de escritor, por ejemplo describir un personaje, o establecer distintas voces narrativas, o manejar distintos tiempos verbales en el texto, o sencillamente forzar la imaginación, por ejemplo. Desde luego también lo que en argot de la profesión se llama «soltar la mano», escribir, sencillamente. Pero eso tal vez sólo sea el motor que pone en marcha a cada uno para hacer lo que le apetezca, lo que le surja. Con eso, con que escriban, me conformo. Sí me gustaría que cumplieran con el sentido del ejercicio, pero eso es algo secundario, ya irán encontrando el camino. Lo dicen todos los autores, para escribir lo que hay que hacer es escribir, leer y, lo que permite igualmente el taller, también comentar, ser crítico. En ambos casos, ser motivación o convertirse en tarea formativa, lo que luego si les aconsejo es que vuelvan sobre el texto escrito para corregirlo, modificarlo, ampliarlo, convertirlo tal vez en un relato del que sentirse satisfechos. Algunos se ofrecen como un principio de algo más extenso que bien pudiera llegar a convertirse en novela. Trabajando. Porque escribir significa trabajar, es decir, escribir, escribir cuanto más mejor. Y leer. Yo he revisado los textos una vez más, les he dado mi última opinión sobre ciertas correcciones que consideraba necesarias. Sin embargo, la última palabra siempre la ha tenido cada uno de ellos, que son los responsables de lo que firman. Unos son escritores, y no sólo porque hayan publicado ya libros, como Ana, que ya tiene dos, y Carmen, que es autodidacta, varios más lo son aunque todavía no se hayan lanzado a considerarse tal; los demás son ni más ni menos que aprendices de escritor, lo que significa mucho. Porque tienen ilusión, porque le dedican tiempo a la escritura, porque tienen mucho que decir y van encontrando, poco a poco, la mejor manera de hacerlo, que en eso consiste este juego, que también es pasión y vida. Que el conjunto de esos elementos es lo que constituye la expresión literaria. Estas son sus voces literarias, con una calidad y una variedad que sorprende muy gratamente. Os dejo con ellas. ¡Que lo disfrutéis!

Víctor Claudín


 

La mejor sopa del mundo

Susanna Isern
Ilustraciones de Mar Ferrero
Primera edición, 2015
EAN: 9788498715279

En un lugar escondido del bosque, una pequeña cabaña tenía la luz encendida. Por la chimenea salía humo: Tortuga estaba preparando su comida.

Sorprendidos por una tormenta de nieve, varios animales se refugian en casa de Tortuga que, en ese momento, había puesto agua a hervir para preparar una sopa. A medida que van llegando, los huéspedes le ofrecen: zanahorias, frutos rojos, cebollas, miel y otros muchos ingredientes para que eche en la olla.
Mientras fuera oscurece y el frío arrecia, dentro de la casa los invitados comparten un buen rato y colaboran en la preparación de la cena.
Cuando prueban la sopa, todos creen que es la mejor del mundo y, asombrados, piensan que Tortuga ha debido añadir algún ingrediente especial que ellos desconocen. Al final, Tortuga les desvela su secreto.

Después de ¡Pilú! ¡Pilú!, Oso cazamariposas y ¿Dónde estás caracol?, la autora Susanna Isern vuelve a cautivarnos con un cuento donde los animales son los protagonistas: “Aunque ahora vivo junto al mar soy nacida en el Pirineo, por eso creo que casi siempre mis historias transcurren en bosques y están protagonizadas por animales.”
Isern apunta que la historia surgió en su pueblo hace un par de inviernos: “Yo estaba en casa, con mi familia, disfrutando del calor de la lumbre; mientras que fuera no paraba de nevar. Sentí que todo lo que me rodeaba era lo mejor del mundo. El bienestar y sobre todo la compañía hacen que valoremos más las pequeñas cosas.”

“Como este cuento tiene mucho pelo (de los animales protagonistas y mucha lana (de la ropa calentita que llevan) pensé que los lápices de colores eran perfectos para dibujarlo.” Así resume Mar Ferrero la elección de la técnica para sus ilustraciones de este libro.
En su primera colaboración con OQO Editora, Ferrero nos ofrece una propuesta plástica que nos atrapa desde la portada.
Sus tiernos personajes resaltan sobre fondos blancos, sin artificios, y acogen al lector, que entra a formar parte de la historia como si de un comensal más se tratase. Escenas llenas de pequeños detalles lo invitan a volver a las imágenes con el fin de descubrir elementos nuevos.
Para plasmar el calor que desprende el cuento, la ilustradora concibe una casa un tanto especial: “… podía hacer la típica casita de madera o piedra, pero quería que fuese como un punto de luz cálida en el bosque y a la vez llena de vida y naturaleza, por eso hice un invernadero, que es lo mas apropiado para que viva una tortuga en medio de la nieve.”
Texto de Susanna Isern
Ilustraciones de Mar Ferrero

 


 

Lawarence (antes) de Arabia

T.E. Lawrence
Primera edición, abril 2005
EAN: 9788494061073

Lawrence de Arabia, la leyenda, no podía morir si no le atravesaba una bala de oro y, sin embargo, T. E. Lawrence, el hombre, murió de un simple accidente de tráfico mientras circulaba con su motocicleta. Colisionó con un ciclista y salió volando abriéndose la cabeza contra el asfalto. La brecha del cráneo medía 23 centímetros y, según testigos, partes del cerebro sobresalían por ella. Murió seis días después del impacto. De haber sobrevivido, aquel héroe de leyenda habría contemplado el resto de su historia desde una silla de ruedas.
Sin embargo, 25 años antes, un jovencísimo y curioso Lawrence pedaleaba con ímpetu por toda Francia y a través de Siria, libre e ignorante del peso de una vida que lo transformaría en el británico más célebre y controvertido del siglo xx (con permiso de Churchill y de Robert Falcon Scott, por supuesto).
En 1906, con apenas 18 años, y hasta 1912, Ned, como lo llamaban en casa, salió de Oxford para iniciar un viaje que, si bien no lo convirtió en Lawrence de Arabia, lo puso en la vía para llegar a serlo.
Olvide por un momento que este chaval, culto y refinado, fue el héroe de la rebelión árabe (o el gran traidor de un Pueblo que confió en él, pues ambos términos se escuchan por igual), a ver si es capaz de disfrutar de este viaje sin el peso de su leyenda.

T. E. Lawrence nació en el seno de una familia feliz, pero en pecado. Su padre había abandonado Irlanda y una esposa cruel y fanática religiosa, por la pulcra y exquisita ama de llaves, que sería la madre de cinco hermosos e inteligentes niños de los que el segundo fue Ned.
Tras varias mudanzas la familia se estableció en Oxford donde los pequeños Lawrence comenzaron a destacar a nivel académico.
Enseguida Thomas Edward se interesaría por la fotografía, la arquitectura militar medieval y la arqueología, para la que demostró un talento poco habitual. Gracias a ello obtuvo una beca para trabajar en las excavaciones de Carchemish (Siria), con lo que comenzó su fascinación por el mundo árabe.
Lo más complejo de comprender es como un hombre que definió el ejército como «sucia, hedionda y desolada abominación» acabara siendo el soldado más admirado del siglo xx.

 


El secreto de Vesalio

 

Jordi llobregat Mateu Primera mayo 2015 EAN: 9788423349500

¿Sólo a través del ingenio puede el hombre vivir eternamente.? Andreas Vesalio, 1564
Barcelona, mayo de 1888. A pocos días de inaugurarse la primera Exposición Universaládel país, aparecen los cuerpos horriblemente mutilados de varias muchachas. Sus heridas recuerdan a una antigua maldición de la ciudad largo tiempo olvidada. Daniel Amat, joven profesor residente en Oxford, recibe la noticia de que su padre ha muerto, lo que le obliga a volver a Barcelona después de años de ausencia. A partir de ese momento, se verá arrastrado a la persecución de un despiadado asesino mientras se enfrenta a las consecuencias de su propio pasado.Bernat Fleixa, reportero del Correo de Barcelona, cuyo único interés es conseguir una noticia que le haga famoso, y Pau Gilbert, un enigmático estudiante de medicina que oculta un secreto, se unirán a Amat en busca de un antiguo manuscrito anatómico que puede cambiar la historia del conocimiento y que resulta ser el principal objetivo del asesino. Secretos, traiciones y pasiones prohibidas en la Barcelona convulsa y fascinante de finales de siglo XIX, donde nada es lo que parece, ni nadie está a salvo del pasado.


 ¡Nace un superhéroe! / Superpegote 1

¿Es un superpájaro?
No…

Andrés Guerrero 1ª mayo 2015 EAN: 9788469603604

¿Es un superavión?
No, qué va…

¿Es un supermoco volador?
­NOOOOOOOOOOO!

­Es SuperPegote, tu nuevo superhéroe favorito, el más divertido que puedas encontrar!
Además, SuperPegote no está solo. Junto a él están Vera (su mejor amiga) y la «ChicaChicle», su hermano con su grupo musical (Los Cadáveresputrefactos), sus padres, los compañeros de clase y un supervillano misterioso que pretende acabar con el mundo. (Bueno, si no con el mundo entero, sí con algunas de las cosas que más le gustan a Lolo.